Las pequeñas cosas son las que hacen la vida, pero a su vez son las que más rápido nos olvidamos porque pensamos que siempre van a estar ahí, siempre vas a tener tu cocina impecable, tu ordenador así como nosotros mismos pensamos que nunca más volveremos a caer enfermos. ¿A qué se debe de que la mayoría de la población tenga este tipo de pensamiento? Algunos dicen que es un mecanismo de auto defensa para no lidiar con algunas realidades que nos hacen incomodar y desviarnos de lo que queremos, ya que nos gusta invertir el dinero en cosas instantáneas que a corto plazo nos hagan sentir bien. En nuestra opinión es simplemente que no nos gusta mirar hacia el futuro y tener las cosas bien atadas, lo cual provoca que cuando hay un accidente que no esperemos tengamos que renunciar a gran parte de nuestro sueldo para cubrirlo. ¿Pero habríamos ahorrado más si hubiésemos presentido que esto era importante para nosotros? La respuesta es un rotundo sí y hoy vamos a tratar ese tema.

Saber cuidar de nosotros mismos y de nuestra familia es saber prever cierto tipo de problemas que nos puede ocasionar en el futuro, por eso a mucha gente le gusta tener bombillas de repuesto por si por ejemplo hay una subida de la luz que nos rompe todas las bombillas.  También no pienses solo en los beneficios que reporta a la unidad familiar si no el conocimiento que estás transmitiendo a tus hijos si los tienes ya que irá adoptando esas costumbres para cuando sea mayor y si eres un padre responsables querrás que ellos mismos aprendan lo más rápido posible a ser autónomo ¡sobre todo para estar tranquilos el día inevitable que se vayan a independizar!

Pero volvamos a lo que importa. ¿Cómo podemos cuidar nuestros bienes más preciados o de aquellos que más dependemos? ¿Cómo sabemos para empezar que algo es vital para nuestra vida? Si has decidido seguir la senda de la persona cautelosa que no quiere que ningún imprevisto escape de su control entonces te vamos a decir cuatro elementos fundamentales que debemos de tener cubiertos pase lo que pase al ser importantes y que es igual para todas las personas y familias:

En primer lugar, los dispositivos electrónicos: Y esto va más allá que los simples electrodomésticos que usamos en nuestro día a día como la nevera o el horno, ten en cuenta que los apagones, subidas de tensión de la luz o un mal uso rutinario de tus tablets o ordenadores provocarán que tarde o temprano se vayan desgastando hasta el punto de que deje de funcionar al poco tiempo. ¿Has oído hablar de la obsolescencia programada? Es básicamente la teoría probada de que todos los aparatos relacionados con la electrónica tienen una fecha de caducidad en el momento que se activan.  ¡Imagina lo que pasa si encima no los utilizamos correctamente acortando aún más su vida! ¿Y como podemos responder a esta emergencia? En lo principal uno de dichos aparatos en los que más invertimos nuestro dinero es el teléfono móvil donde gastamos de media entre quinientos hasta más de mil euros dependiendo del modelo, y para evitar que su vida programada dure apenas dos años se ha popularizado recientemente contratar seguros de mano de compañías tales como SeguroMóvil que te promete entre otras cosas el reemplazo de piezas, cristales y baterías móviles en caso de accidente o robo en un periodo óptimo y confiable. Este tipo de cosas es lo que hemos estado hablando, salvaguardarse para un posible e inevitable accidente que ocurrirá tarde o temprano y en vez de gastarte cientos de euros en una pantalla nueva o directamente en reemplazar tu teléfono ahora podrás recuperarlo. ¿Qué se gana con esto? Entre otras cosas prolongar la vida electrónica y a larga distancia ser más ecológicos y concienciarnos más con el medio ambiente al reducir este ciclo consumista. Ya hay demasiada gente con la pantalla rota, no seas uno más.

Nuestro hogar: Parece increíble en la cantidad de seguridad que nos otorgamos a la hora de pensar que nada malo pueda pasar a la casa donde vivimos, como si ningún accidente o robo pudiese sucedernos a nosotros pero si al resto del mundo. Hoy en día puedes encontrar grandes ofertas para asegurar no solo tu casa, si no también el coche y contratar un buen paquete que de confianza y tengas que pagar cuotas irrisorias por todo lo que te ofrecen. ¿Quieres un pequeño aliciente para replanteártelo? Simplemente piensa en aquellas personas que se les ha quemado o inundado la casa sin darse cuenta y al no tener seguro han tenido que gastar en reparaciones y reformas más de cincuenta mil euros. ¿Todo por no tener un plan B para emergencias? Es hora de replantearse ciertas cosas.

La salud lo primero: Si vives en el territorio de España, hay que reconocer que esta no es la mayor preocupación de la mayoría de los españoles ya que contamos por suerte con un servicio sanitario público excelente. Sin embargo, en la última década debido a la mala gestión de la administración muchos han decidido irse a los planes privados que entre las cosas más interesantes que te ofrece está la de que no tengas que hacer colas ni listas de espera de meses para ir a un especialista o en el caso de que tengas que hacer una operación urgente. Por ello siempre hay que tener en consideración sobre todo para los que vivan en familia si un plan en conjunto de sanidad privada podría ser vital para que en caso de complicaciones sepas que te van a atender lo más rápidamente posible y de mano de expertos consagrados.

¿Tu mascota esta protegida? : No hay que ignorar el hecho de que los perros, gatos y cualquier otro animal doméstico también es parte de la familia y como personas que queremos contar siempre con un plan alternativo de emergencia también debemos prever que nuestras mascotas en algún momento caigan enfermas. Es por ello que también debemos contactar con alguna compañía que te pueda ofrecer garantías al menor precio mensual posible para que nunca tengas complicaciones ni que pagar cantidades exorbitantes por el bienestar de tu compañero animal.

Cuidar de ti, de tu familia y de tu patrimonio es importante, y solo a través de este tipo de medidas puedes apreciar las cosas que más te importan y tratarlas con el cariño y cuidado que se merecen. ¡Esperamos que te sirva para el futuro!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>