Es importante entender que una dieta saludable no es sinónimo de no comer, o de solo comer verduras y en poca cantidad. Lastimosamente con el paso del tiempo, se ha confundido el verdadero objetivo de tener una dieta. La mayoría de las personas cree que estar a dieta es para adelgazar y dejan de lado lo más importante que es mantener al cuerpo saludable.

Llevar una dieta es fundamental si estamos buscando que nuestro organismo se encuentre equilibrado y sano. Una alimentación baja en grasas y con verduras, si bien puede hacerte enflaquecer o tonificar, también es necesaria para que estés fuerte por dentro.

Como es tan importante cuidar la alimentación ya que no solo sirve para bajar los kilos demás, sino tiene mayor importancia, a continuación te mostramos que puedes hacer para ir incorporando una dieta saludable a tu vida:

Come por lo menos cinco veces al día

Es importante que no confundas llevar una dieta con dejar de comer. Si dejas de lado las comidas puede ser contraproducente para tu organismo ya que puedes provocar un desbalance en él.

Lo más recomendable es hacer varias comidas al día para mantenerte saciado pero con porciones un poco más pequeñas. De esta forma, ayudarás a que tu metabolismo se mantenga activado y funcione de mejor manera, lo que hará que la comida se digiera más fácilmente.

Toma agua de manera constante

Tomar mínimamente un litro y medio de agua al día es fundamental para que el cuerpo se mantenga hidratado y funcionando de manera correcta. Si se te hace difícil puedes optar por infusiones, jugos, etc. con tal de llegar a esa cantidad.

Trata de realizar algún tipo de actividad física

Cuando nos referimos a actividad física no necesariamente hablamos de ir al gimnasio o correr grandes cantidades. Basta con cosas sencillas como caminar o subir gradas. Esto hace que el cuerpo se mantenga activo aunque no nos demos cuenta, por ende, quemará más calorías, más grasas y hará que el metabolismo se acelere. Si combinamos esto con las proteínas podemos empezar a generar mayor musculo y tonificarlo si nos ayudamos de algunos ejercicios sencillos.

Integra carbohidratos integrales a tus comidas

Los carbohidratos no son malos ni hacen engordar, todo depende de que escojas los correctos y los que sean más sanos. De hecho, consumir carbohidratos es muy necesario para un funcionamiento correcto del metabolismo.

Lo importante, es consumir los carbohidratos correctos. Estos son sin duda, los integrales, ya que al ser altos en fibra ayudan a una mayor digestión, además, son altamente saludables y saciantes. Por este motivo, puedes tratar de cambiar los hidratos de carbono que normalmente comes como arroz, pan, fideo, por arroz, pan y fideo integral. El sabor es tan parecido que casi no te darás cuenta y estarás haciendo un gran cambio.

Busca consumir proteínas saludables

Existen diferentes tipos de proteínas, y unas son más saludables que otras. Procura buscar los alimentos que sean más orgánicos y sin conservantes para llevar una mejor alimentación. Es necesario que sepas que a pesar de que se cree que sí, los productos lácteos no son proteína, así que su consumo es indistinto. Trata de consumir más pechuga de pollo, pescado y huevos que carnes magras las cuales son más dañinas.

Procura evitar los alimentos fritos

El aceite vegetal aunque suela parecer inofensivo tiene una gran cantidad de calorías y por mucho que limpiemos un alimento después de freírlo el aceite se queda dentro de ellos y esto lo hace dañino, no solo porque engorda, sino porque estas grasas saturadas pueden ser perjudiciales para nuestro organismo.

Una buena solución para evitar los alimentos fritos es buscar otros métodos de cocción, estos pueden ser al vapor, a la plancha o al horno. A pesar de que no serán tan crujientes como los alimentos fritos, tendrán un buen sabor y serán más óptimos para tu cuerpo.

Procura planificar tus las comidas

Muchas veces aunque tengamos toda la predisposición para comer saludable, lo que nos falla es la planificación. Esta falta de organización hace que en el momento menos pensado tengamos que optar por comida rápida o por comprar alimentos que no sabemos cómo están elaborados. Por este motivo, es bueno hacer el fin de semana una pequeña lista sobre los alimentos que quieres consumir durante la semana y si es posible, prepararlos con anticipación. De esta forma, el hambre nunca te tomará por sorpresa y siempre tendrás algo sano que picar.

  1. Raquelline says:

    Comer lo que te gusta hace que no engordes, el estrés es lo que mas te crea glucosa, nos metieron en la cabeza a las mujeres que engordamos por comer algo, se feliz obviamente sin llegar a la obesidad todo con mesura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>