Como es usual, el día de café con amigas ya había llegado, Marta, Sandy, Vadre y yo nos reunimos, en esta ocasión en mi casa, decidimos hacerlo por la tarde, este día en particular fue uno bastante desgarrador y al mismo tiempo lleno de decepciones, mucho más para nuestra amiga Sandy.

Entonces comienza la plática, todas como siempre comentando, riendo, poniéndonos al día, notamos a Sandy muy callada sin comentar mucho, triste y pensativa, le preguntamos si le pasaba algo, ella lo niega, nuevamente reanudamos la plática, pero seguimos notando esa actitud para nada particular de Sandy, Vadre vuelve a insistir con la pregunta de si le pasaba algo, Sandy mueve la cabeza de manera negativa, en ello suelta un mar de lágrimas, nosotras sin entender porque solo proseguimos a abrazarla y esperar que se tranquilizara para que pueda decirnos lo que le ocurría. Cuando Sandy ya estaba calmada, comienza con su relato, comenta que la relación con su esposo ya no era la misma, él ya no la trataba como antes, llegaba del trabajo sin ganas de ni siquiera tocarla, sentía que le ocultaba cosas, la mayoría de los fines de semana se la pasaba en reuniones de trabajo, su teléfono móvil todo el tiempo lo tenía protegido con contraseña y cuando entraba al baño, tardaba bastante tiempo y cuando salía traía una sonrisa, Sandy ya había intentado hablar con él, le preguntaba si pasaba algo, pero siempre le negaba, ella sospechaba que había alguien más, era más que evidente, ¿cómo comprobarlo para estar completamente segura?, a Marta se le ocurrió ver en el sitio web comohackear.online, sí, pretendía que encontráramos algo en su Facebook, para de una vez terminar con esa farsa, queríamos saber cómo hackear facebook y lo hicimos. A Sandy le temblaban las manos cuando comenzamos a leer las conversaciones de su esposo, nos detuvimos en una en particular cuando vimos corazones y fotografías de una mujer desnuda, la infidelidad estaba confirmada, según la conversación ya llevaban un buen tiempo juntos, resultó ser una compañera de su trabajo, con la que, mantenía una relación clandestina, ya que ella también tenía esposo. Todas quedamos sin palabra ante toda la conversación, Sandy estaba más destrozada todavía, sus sospechas eran ciertas.

Solo quedaba apoyar a nuestra amiga en todo el proceso de dolor, Sandy pidió el divorcio y efectivamente lo recibió.

Leave a Reply to admin Cancel Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>